mammography-2416942_1920

Patologías mamarias

Bienvenidos a una nueva publicación. Hoy voy a centrarme en el tema de las patologías mamarias, un tema que es posible que nos ocupe varias semanas debido a su amplitud.

Comenzaré a abordarlo comentándoos que la mayor parte de los trastornos mamarios que son significativos se presentan como nódulos, y es muy importante saber identificarlos bien para saber si estos son malignos, en cuyo caso se debe tratar lo antes posible.

Afortunadamente, en la actualidad contamos con varias pruebas que nos pueden ayudar a hacer estos diagnósticos, hablamos aquí de las mamografías y de las ecografías. Gracias a ellas es posible ver con claridad las lesiones mamarias sospechosas o precoces, incluyendo también las calcificaciones anormales.

Una vez que se ha realizado la prueba se hace un diagnóstico citológico mediante una biopsia-aspiración con aguja fina para saber exactamente cuál tendría que ser el tratamiento definitivo.

Entre los diferentes casos que pueden darse está la mastitis bacteriana, algo de lo que seguro que habéis oído hablar en más de una ocasión. Por lo general, las infecciones de la mastitis ocurren durante el periodo de lactancia y se producen porque han entrado en las mamas microorganismos a través de las grietas, las fisuras del pezón y la aureola. Es algo que no suele dar demasiados problemas, pero sin un antibiótico precoz la mastitis puede convertirse en un absceso mamario.

La semana que viene os contaré más patologías que pueden producirse en el pecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>